Los Magos de cine: Zampo y yo, son los protagonistas de una película española de 1965, dirigida por Luis Lucia Mingarro, que tiene por escenario la bella ciudad de Madrid.

Magos de cine: Zampo y yo, cuenta la historia de Ana Belén, una niña huérfana de madre e hija de un rico hombre de negocios. Su niñez no es nada feliz por el hecho de que su padre no pasa tiempo con ella. Ana decide irse de casa sin informar y sin pedir permiso a nadie. Durante su paseo descubre un pequeño circo, cuyo dueño es Zampo, un viejo payaso que se convertirá en su buen amigo. Pero su padre considera a los artistas circenses unos fracasados y le prohíbe ver a su amigo.

Magos de cine Zampo y Yo

Es una película entrañable, emotiva y enternecedora que expresa sentimiento en su estado más puro.

En Magos de cine: Zampo y yo, Zampo era un viejo payaso que actuaba en el circo al que Ana Belén fue a parar. En otros tiempos Zampo había sido el motivo de alegría de miles de niño. Ana Belén significó para el payaso una alegría renovada, difícil de perder, pero al sentirse solo su sonrisa desapareció con su vida.

Zampo y yo

  • La estructura familiar

Destacar la importancia de la familia como parte del desarrollo personal. Fomentar las relaciones familiares. Promover el respeto y la responsabilidad propia.

  • El optimismo

Promover el sentido del humor. Fomentar una actitud positiva. Desarrollar la libre expresión.

  • La desigualdad

Concientizar sobre lo injusto de la desigualdad. Potenciar la solidaridad. Valorar la sociedad donde vivimos.

En Magos de Cine: Zampo y yo, la estética del mundo del circo nos recuerda, a primera vista, a esos cuadros de payasos de sonrisas forzadas, siempre dispuestos a hacer sonreír como sea, que desprenden una extraña mezcla de felicidad y melancolía. Imperan los colores vivos pero apagados, gastados. Un mundo repleto de ilusión y cariño pero rodeado de pobreza y de cruda realidad, reforzando, de esta forma, el carácter de Zampo.

Zampo y Yo

Como es notorio, siempre la figura del payaso va a ser algo conflictiva, ya que son personajes que están diseñados para impartir alegría y emoción, pero las críticas y creencias actuales nos alejan de esas simples emociones. Los payasos para muchos niños pequeños son símbolo de diversión, risas y trucos de magia.

Así como la parte mágica de Magos de Cine: Zampo y yo, te invitamos a presentarle a tus hijos esa versión sin igual y emocionante de los payasos. Te recomendamos que a la hora de hacer o llevar a cabo alguna celebración o fiesta, pienses en contratar a un payaso, ya que hará que sea una fiesta más amena, llena de alegría, de felicidad y de emoción.

Nosotros en Magos Madrid te invitamos a conocer nuestras ofertar de animaciones y actuaciones de payasos, para que tengas una fiesta realmente espectacular, y saque a relucir emociones como las que se exponen en Magos de Cine: Zampo y yo.

[Total:0    Promedio:0/5]