La Cabalgata de Reyes Magos en Madrid este año estrena nuevas carrozas. Bueno, más bien, les cambia el diseño y en el próximo paseo de Sus Majestades la temática será la músicas. Los niños se pondrán muy contentos cuando vean las carrozas desfilando y sean capaces de reconocer los motivos con sus canciones y villancicos favoritos.

Recuerda que los Reyes Magos visitan los hogares el 6 de enero… y queda menos de un mes para que eso pase, así que hay poco tiempo para portarse bien, ser bueno y evitar acabar en la lista de los peques que van a recibir carbón. Además, es importante acordarse de preparar el platito de agua para los camellos y las galletas para los Reyes Magos. Recuerda que nosotros también tenemos magos a domicilio.

Recorrido de la Cabalgata de los Reyes en Madrid

Cabalgata de Reyes Magos en Madrid

Como cada año, la cabalgata de Reyes Magos en Madrid va a partir desde el Paseo de la Castellana en el cruce de Nuevos Ministerios. Desde allí, iniciarán una ruta que se extiende unos tres kilómetros. Por supuesto, hay filas de sillas para que sean ocupadas por los asistentes. Estos lugares son muy codiciados porque permiten cierta ventaja a la hora de recibir los caramelos y juguetes que se lanzan desde las carrozas.

La Plaza Cibeles es el lugar donde concluirá la Cabalgata de los Reyes Magos en Madrid. Toda la caravana desfilará por los puntos clave: Plaza del Doctor Gregorio Marañón, glorieta de Emilio Castelar, plaza de Colón y paseo de los Recoletos, antes de detenerse en Cibeles. Por supuesto, estas calles van a permanecer cortadas durante el día, así que no aconsejamos el acercamiento en coche particular.

El tradicional discurso de los Reyes Magos se producirá sobre las 20:30, probablemente más tarde porque los pequeños retrasos en esta clase de eventos navideños es muy común. Lo que es importante es estar cerca esa hora, tener batería en el móvil y hacer buenas fotos de un momento tan especial.

TVE retransmitirá la cabalgata de Reyes Magos en Madrid, pero siempre es mejor estar allí en persona, en la medida de lo posible. Hay que tener mucho ojo con los críos para que no se nos pierdan entre el gentío. Es bueno tenerlos localizados de alguna manera (una pulsera, meterles el número de teléfono en un calcetín, etc.)

[Total:0    Promedio:0/5]